Querétaro

QUERETARO, LA PERLA DEL BAJIO

Querétaro o también llamada ” La Perla del Bajío” es un destino muy popular tanto para el turismo nacional como para el turismo internacional. Como ya lo describe el apodo ” perla”, Queretaro es una historia interminable de maravillas arquitectónicas, una ciudad colonial que se ha convertido en una verdadera metrópolis. Los hoteles en Querétaro y los restaurantes dan la bienvenida a los turistas y vistantes para que puedan visitar a esta linda ciudad en un ambiente sumamente interesante e inolvidable.

En 1996, Querétaro obtuvo el nombramiento de la UNESCO por su extraordinaria historia, sus maravillas arquitectónicas y su gran tesoro cultural que es un resultado de la mezcla de las diferentes poblaciones étnicas que han pasado por el lugar.

03En la ciudad también pueden admirarse bellos ejemplos arquitectónicos de los siglos XVII y XVIII. Queretaro resguarda diversos tesoros y sus habitantes son orgullosos y amigables embajadores de ellos. El centro histórico de la ciudad presume encantadoras casonas coloniales, amplios andadores que invitan a pasear y pintorescas plazas que conservan su calidez colonial.

Los turistas invierten mucho tiempo en conocer la infinidad de tesoros que ofrece esta bella ciudad. Entre los más populares están los elementos arquitectónicos, que se pueden apreciar en muchos rincones, las casonas coloniales, las plazoletas, los callejones, las farolas y en definitiva, el ambiente encantador que podemos apreciar con una brisa ligera que nos trae recuerdos de tiempos pasados.

02Conocer la aventura culinaria en Queretaro debería ser una parte indispensable cuando se visita a ” La Perla del Bajío”. La cocina tradicional queretana es una mezcla de la cocina indígena y la cocina de los conquistadores. Como consecuencia de esta interesante mezcla, algunos de los platos típicos son huevos de hormiga con aceite de oliva, pollo con mole, camote con azúcar y leche; pan de maíz, calabaza y nuez. Ésta es la exótica comida queretana.

Si un día te atrevas a darle una mordida a un taco escamoles (huevos de hormiga) o a sopear un pan con piloncillo en atole blanco vas a probar años de mestizaje y sobre todo, vas a conocer el sabor de una cultura que ha sido mezcla y unión. Resalta la variedad de platillos que combinan ingredientes como el nopal. Se pueden degustar quesos, carnes secas, atole de teja, el zacahuil; o bien, las tradicionales enchiladas queretanas.

01

Otra aventura que no se debería de dejar de experimentar, es conocer a los viñedos de la zona. Aunque parezca imposible de que en los alrededores desiertos puedan crecer viñas, esta es una rama de la agricultura que es muy importante en la zona. En los municipios de El Marqués, Tequisquiapan.

 Ezequiel Montes y Colón se pueden apreciar amplios viñedos con fabricación de vinos exquisitos. La mejor forma de visitar las bodegas que se encuentran en esta zona es en automóvil, de esta manera se puede ir de forma tranquila y armar una ruta de acuerdo a los días que se hayan dispuesto para gozar de este recorrido enológico en el centro del país.

En el trayecto entre los municipios que abarcan la Ruta del Vino en Querétaro hay interesantes opciones para hospedarse. Entre su gran diversidad de hoteles en Querétaro existen haciendas coloniales y antiguas remodeladas y adecuadas para disfrutar de una estadía mientras se disfruta la ruta con sus viñedos y ante todo con el vino fantástico que se produce en este lugar.

Facebook Comments